Niño Salvaje, comida y sabor salvaje

Niño Salvaje, comida y sabor salvaje

  • Viernes, 5 Noviembre, 2021 - 08:00
  • gastronomia7islas.com
  • Restaurantes
  • Comentarios

Hace unas semanas, y por motivos profesionales, tuvimos que realizar un viaje a Lanzarote y tras acabar con los compromisos laborales, alargamos nuestra estancia y claro, tocaba comer, le preguntamos a un amigo conejero de adopción y no dudó en darnos varios nombres de lugares muy recomendables para comer en Lanzarote.

Su recomendación fue un gran acierto, Niño Salvaje, en pleno corazón de la capital majorera, frente al Arrecife Gran Hotel, una propuesta joven, desenfadada, fresca y -como ellos mismos la denominan- Salvaje.

Un local al que le auguramos grandes éxitos si siguen en la línea que llevan y saben adaptarse a cada comensal dándole el servicio, el producto y la calidad a precios razonables ya que prestigia la ciudad donde están situados.

Un lugar no sólo para almuerzos o cenas, sino para aperitivos y cócteles, para disfrutar del entorno y pasar una agradable sobremesa siempre en buena compañía. Una propuesta nueva, atrevida y desenfada de comida de producto local y km0 de los hermanos Morales que dará mucho que hablar en Arrecife.

Al grano, comenzamos con unos “enyesques” de la carta como fueron la Ostra, gratinada de Kimchi y Comté que resultó un acierto su elección al explotar en boca el gran sabor del aderezo a la textura de la ostra. Proseguimos con unas croquetas de presa y mayonesa de tuétano que fueron un bocado muy interesante por su textura, sabor y temperatura que nos supo a Gloria y nos quedamos con ganas de más.

Continuamos la comida con el concepto de Green Corner descrito en la carta, tuvimos una difícil elección al no saber porque decantarnos entre una Burrata con cherrys escabechados en curry rojo, un salmorejo verde con berberechos, salicornia y palo cortado; o por unos Puerros braseados con queso idiazábal, salsa holandesa y cecina que fue la ganadora con diferencia y que nos sorprendió a todos al ser capaz de sacarle tantos matices sápidos a un puerro la buena mano del chef en su concepto de Nomad Food.
 
 
 
 
Niño Salvaje, comida y sabor salvaje
 

En carta había opciones Del Mar y De la Tierra pero nos decantamos por una imponente carne madurada 21 días, que estaba fuera de carta que llegó a la mesa en llamas -como se puede ver en las fotos- y que nos cautivó hasta la guarnición, punto correcto de cocción solicitado y temperatura, tierna al corte y con una presentación simple pero efectista, ya que el resto de comensales del restaurante se quedaron prendados por el efecto de fuego en el plato de la cocina a la mesa.

Un acierto de coordinación entre chef y sala que se nota cuando trabajan acoplados y se divierten con las propuestas culinarias que salen de su imaginación con el concepto de proximidad y territorio que proponen Sergio Morales en cocina y Bruno Morales en sala y todo el equipo de Niño Salvaje que lo denominan Nomad Food.

Nos quedamos con las ganas de probar los arroces, Seco, en llauna, de oreja de cerdo, sepia y mayonesa de erizo; Cremoso de Salmonete, calabaza, stracciatela, jengibre y jerez; o Seco, en paella, de gamba, berberechos y alioli de codium, pero en nuestro próximo viaje no dudaremos en regresar a probarlos y dar cuenta de los postres que nos quedaron por degustar.

Los postres merecen que nos detengamos a disfrutar de la oferta dulce del restaurante. De entre las propuestas de “final feliz” como así lo proclaman en su carta nos decidimos por un Twix de gofio y chocolate que estaba soberbio y una tarta de queso y mantequilla de cacahuetes que hizo las delicias de los golosos del grupo por ser delicada y sutil en boca. La oferta golosa se completa con una tarta rota de manzana asada y una torrija con crema pastelera ahumada y helado de plátano.

Una carta de vino muy apegada a la oferta volcánica de la isla con vinos interesantes y referencias nacionales de nivel. Y unas propuestas de vermuts, infusiones y combinados muy acordes para pasar una agradable sobremesa.

Y además nos atrevimos con las dos dosis de su “vacuna”, un chupito gentileza del establecimiento, que nos ha potenciado la inmunidad de todo mal y bicho microscópico que intente contagiarnos… una broma que esperamos repetir en “NIÑO SALVAJE” si es que al final fuera necesaria una tercera dosis, cualquier excusa es buena para volver a degustar su cocina Nomad Food.


Niño Salvaje, comida y sabor salvaje
 

La Ficha:
 
NIÑO SALVAJE
Avda. de la Mancomunidad, 3 - Edif. Hábitat Avenida
35.500 Arrecife de Lanzarote
 
Horario:
Lunes de 13 a 17h. y de 20 a 24h.
Martes Cerrados
Miércoles a domingo 13 a 24h.
 
Teléfono: (+34) 828 738 997
 

Fotos: M.E.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario