Finca de Uga: el equilibrio entre tradición e innovación

Finca de Uga: el equilibrio entre tradición e innovación

  • Jueves, 20 Agosto, 2020 - 08:00
  • Verónica Martín León
  • Reportaje
  • Comentarios

Elaborar queso es un ejercicio de paciencia, cariño y atención.

En Finca de Uga lo saben bien. Llevan desde 2006 superando retos desde esta explotación ganadera, situada en Lanzarote. Los premios recibidos durante años en el World Cheese Awards y varias medallas en el Certamen AgroCanarias de este año avalan su buen hacer en la preparación de sus productos.

Los quesos se elaboran con la leche de sus propias cabras, ovejas y vacas. Razas como la cabra majorera, la oveja canaria o la vaca jersey, que es una foránea que se ha adaptado perfectamente a las condiciones de la isla. Los animales son extremadamente mimados, tienen piscina y se les pone música. Se busca en todo momento el bienestar del animal. Las instalaciones son modernas con las últimas innovaciones disponibles, y a la vez, buscan respetar los procesos tradicionales de elaboración, que es lo que distingue el sabor final producto.
 
 
 
Finca de Uga: el equilibrio entre tradición e innovación
 
 
Entre su producción de quesos, varios destacan por su sabor y su reconocimiento internacional. Por ejemplo, el queso Bodega Oveja  obtuvo el galardón Super Oro en el último World Cheese Awards y una medalla de plata en el reciente Certamen AgroCanarias. Es uno de sus quesos estrella, madurado de oveja, entre 5 y 12 meses, con ligero aroma a almendras tostadas. Por otro lado, obtuvieron además sendas medallas de oro también en el AgroCanarias, el Don Nicolás, un pasteurizado añejo y el Vulcano, un queso de mezcla natural.

Se venden en las islas y en Península, pero también se exportan fuera. Varios países de Europa, Japón y EEUU han podido disfrutar de estos productos de la Finca. El queso, sin embargo, es un producto muy delicado para ser transportado a larga distancia y generalmente solo los curados pueden viajar y aun así con restricciones.
 
 
 
Finca de Uga: el equilibrio entre tradición e innovación
 
 
Por otro lado, la crisis sanitaria de esta primavera ha afectado a las ventas al igual que al resto de queserías de la isla. Los hoteles mayoritariamente están cerrados, que eran en gran parte sus principales compradores y otros negocios de restauración están justo ahora reanudando su actividad. Han sido, por lo tanto, meses duros para la Finca. El trabajo diario, especialmente, en ganadería no puede detenerse, los animales deben seguir comiendo y tratándose igual. Es muy complicado ralentizar una producción lechera y quesera sin saber cuándo se volverá a la normalidad. Las ayudas europeas han seguido funcionando estos meses. Además, se han esforzado por buscar mercados nuevos para vender sus quesos. En Finca de Uga se han adaptado a la incertidumbre y aún queda camino, pero lo recorren con optimismo, con un pie en la tradición y otro en el futuro.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario