Receta de "Conejo en Salmorejo" canario

Receta de "Conejo en Salmorejo" canario

  • Jueves, 28 Mayo, 2020 - 08:00
  • gastronomia7islas.com
  • Reportaje
  • Comentarios
 
 
Una “perla” de los fogones canarios es, sin duda, el Conejo en Salmorejo, plato de procedencia aragonesa, según afirman algunos, o romana (aún más antigua), según otros, pero ancestral, en todo caso. Es uno de los exponentes culinarios más diferenciadores de la particular forma de entender las cosas del buen yantar por estas latitudes. Referente gastronómico y joya de la Cocina Tradicional Canaria, su elaboración se sustenta en tres pasos fundamentales.
 
Primero: preparar el salmorejo o marinada con ajos, vino blanco, agua, laurel chile o guindilla, sal, orégano, aceite de oliva (originalmente manteca), pimentón dulce y tomillo seco; segundo: marinar durante, al menos, una noche la carne del conejo en el salmorejo y, tercero: freír la carne hasta dorarla y hervirla posteriormente en el salmorejo o marinada en el que maceró.
 
Hoy les proponemos la receta de uno de los platos más señeros, en cuanto a cocina tradicional Canaria se refiere, esta receta permanece invariable desde décadas y hoy en día se sigue elaborando de igual forma.
 
 
Ingredientes
 
- 1 conejo troceado (1,3 Kg. a 1,5 Kg.)
- 40 gm. de ajos
- 15 gm. de orégano
- ½ manojo de perejil
- ¼ lt. de aceite de oliva
- ¼ lt. de vino blanco
- 1 dl. de vinagre de vino blanco
- 15 gm. de pimentón dulce
- 1 guindilla (chile, en Canarias pimienta picona)
- 10 gm. de sal gruesa
- 100 gm. de cebolla
- 1 hoja de laurel
- 1 ramita de tomillo en rama
 
 
Elaboración
 
Hacer una marinada con todos los ingredientes menos la cebolla, el laurel y el tomillo.
 
Salar el conejo y dejar en la marinada de un día para otro.
 
Dorar el conejo con aceite previamente escurrido, y, en ese mismo aceite, freír la cebolla picada.
 
Cuando la cebolla este pochada, mezclar con la marinada donde maceró el conejo y triturar todo junto.
 
Pasar a un caldero y cocinar (una hora aproximadamente), junto con el conejo dorado, hasta que este esté tierno.
 
Rectificar de sal y a la mesa, acompañado de papas arrugadas.
 
¡Que aproveche!.
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario