Queso Project: defendiendo la artesanía del sabor

Queso Project: defendiendo la artesanía del sabor

  • Jueves, 16 Julio, 2020 - 08:00
  • Verónica Martín León
  • Publireportaje
  • Comentarios

La historia del queso es muy antigua, ya que las primeras pruebas arqueológicas de su existencia datan aproximadamente del año 2300 a.c en el Antiguo Egipto.

La leyenda reza que milenios antes un mercader nómada árabe lo había descubierto accidentalmente mientras transportaba leche en un estómago de cordero. Las altas temperaturas habrían hecho cuajar la leche. Sin embargo, como casi todas las leyendas, ésta es bastante improbable ya que está demostrado que hasta el año 5000 a.c. los europeos adultos, por ejemplo, no toleraban la lactosa, y la leche solo se daba a los bebés, a pesar de que domesticaban cabras u ovejas.

Así que, posiblemente, el queso nació como un modo práctico de conservar la leche, puesto que el producto resultante era más fácil de transportar y más digerible.

El siglo XX impulsó la producción quesera gracias a los descubrimientos bacteriológicos, químicos y el desarrollo de las técnicas de producción. Hoy existen más de 2000 variedades en todo el mundo.

Canarias, como bien es sabido, fabrica quesos de enorme calidad que se exportan a todo el mundo. Las queserías artesanales en las islas están de moda, si se me permite esa expresión. Solo en Gran Canaria, para que se hagan una idea hay más de 60.

Pero aún queda camino por recorrer en dos sentidos: el del conocimiento de los quesos canarios fuera de las islas y el de los quesos foráneos dentro de Canarias. Ésta es, en gran parte, la vocación con la que nació hace 4 años la empresa Queso Project.

Vicente y Ana la crearon con un trabajo de investigación previo visitando queserías. Vicente no provenía de un sector laboral relacionado con la gastronomía. Su pareja, Ana, es enóloga; sin embargo, lo dejaron todo por este proyecto, apasionados por el producto y las posibilidades que ofrecía. Vivían fuera, volvieron e instalaron una tienda física en Lanzarote.

Queso Project: defendiendo la artesanía del sabor

 

Pero Queso Project va mucho más allá de vender quesos. Colaboran con una red de pequeñas queserías locales isleñas. Ellas les venden sus mejores productos y ellos defienden a capa y espada su historia.

Otro aspecto importante para ellos es importar quesos de calidad, dado que no todos los que se vendían de otros lugares fuera de Canarias cumplen los estándares de calidad que buscan.

Por otro lado, el aspecto informativo es importante. Cuando el cliente promedio va a comprar un queso pide un semicurado o fresco. Pero lo cierto es que la variedad de quesos que ofrecen requiere una pequeña explicación al consumidor. Hay cortezas lavadas, pasta prensada, quesos Comtés o alpinos. En Canarias un queso curado puede ser de 6 meses, según cuenta Vicente, pero, por ejemplo, en un Comté francés esa maduración es muy joven. Con el tiempo, el cliente de Queso Project va pidiendo productos con estas características específicas, lo que le convierte en un consumidor mejor informado y que, por lo tanto, disfruta más de su queso.

Algunos de los quesos más especiales que se pueden encontrar en la tienda son el Flor de Guía, con Denominación de Origen Protegida de los Altos de Moya y en internacionales, el Comté de verano de la añada 2017, una exquisitez alpina.

Por último, también participan en eventos habituales como catas y menos comunes como mesas de quesos para bodas. Del mismo modo que, en algunas bodas hay cortadores de jamón que sirven y cuentan las bondades del alimento a los invitados, las mesas de quesos ofrecen la misma experiencia.

La historia del queso es apasionante. Vicente y Ana lo saben, a ellos también les apasiona. Por eso, intentan vender quesos con historia.

La Ficha:

QUESO Project
Calle José Molina, 7 Local – 35.500 Arrecife - Lanzarote
(+34) 636 714 348

info@quesoproject.com
www.quesoproject.com


Queso Project: defendiendo la artesanía del sabor

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario