Compra ordenada y sostenible

Compra ordenada y sostenible

  • Martes, 26 Octubre, 2021 - 08:00
  • Ana Luis Glez. Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios

Los pasillos de los supermercados en ocasiones se vuelven un poco caóticos si no sabemos el orden en el que podemos adquirir los productos que realmente necesitamos

Hacer la lista de la compra no es fácil. Influyen factores como la economía doméstica en ese momento del mes, tener o no algún producto parecido que aún podemos aprovechar e incluso el momento del día en la que nos desplazamos para hacer nuestras compras.

Si a eso sumamos la disposición de los productos en los lineales colocados a propósito para que encontremos aquellos que menos necesitamos con más facilidad, no es de extrañar que hacer las compras se vuelva una obligación en vez un entretenimiento.

Debería ser esto último ya que de ello depende nuestra alimentación y estilo de vida. Entretenernos y disfrutar de las compras sabiendo qué es realmente lo que estamos pagando y que con ello se beneficia la salud de nuestras familias.

Nuestra cesta de la compra debe llenarse principalmente de productos frescos, locales, de temporada. Un paseo por la despensa para tomar nota de lo que ya tenemos nos facilita no adquirir productos de más o tener que desperdiciar alimentos.

Se recomienda acudir temprano y a horas de menos afluencia. De igual forma es interesante acudir con el estómago lleno y una lista de la compra cerrada para evitar caer en tentaciones poco saludables. En cuanto al resto, empecemos el paseo por las estanterías.

1º Productos de limpieza separados de los alimentos

2º Alimentos poco procesados que no requieren frío: Aquí encontramos huevos, legumbres, cereales integrales (como harinas, pastas, arroces) frutos secos tostados o naturales, aceite de oliva virgen, encurtidos (aceitunas, pepinillos y otros), alimentos en conserva y especias, infusiones, vinagre, salsa de soja, café…

3º Frutas y hortalizas frescas, intentando evitar aquellas que vienen envasadas con plásticos innecesarios

4º Alimentos frescos que requieren frío: Carne, pescado, lácteos…

5º Alimentos congelados. En este último caso los colocaremos en una bolsa isotérmica para que no se rompa la cadena de frío y puedan llegar a casa en las mejores condiciones

En el resto de pasillos, no es necesaria nuestra presencia. Me refiero a las estanterías de refrescos, productos azucarados, panes de molde, zumos o néctares industriales, alcohol, sopas de sobre, golosinas o embutidos.

Recuerda que una compra semanal o mensual además de económica debe ser saludable y sostenible y esto en nuestro mercado se consigue de una forma sencilla. Es cuestión de ponernos manos a la obra.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario