Té Kombucha, fermentado elixir

Té Kombucha, fermentado elixir

  • Lunes, 6 Septiembre, 2021 - 08:00
  • gastronomia7islas.com
  • Nutrición
  • Comentarios

El Té Kombucha es una variedad de té fermentado de origen oriental de la época de la dinastía china Tsin (212 AC), llegando más tarde a Japón, India y Rusia. Se elabora fermentando té azucarado, mediante un cultivo de levaduras y bacterias.

El “Té Kombucha” o Kombucha, también llamado hongo manchuriano, hongo de té u hongo chino es una bebida fermentada de ligero sabor ácido obtenida a base de té endulzado fermentado por la acción de una colonia de aspecto gelatinoso compuesta por varios microorganismos: bacterias, como Medusomyces gisevi y Bacterium xylinum, y levaduras, como Gluconobacter oxydans, Saccharomyces ludwigii, S. cerevisiae, Schizosaccharomyces pombe, Pichia fermentans y Zygosaccharomyces bailii.

En la actualidad se ha puesto muy de moda con la fiebre por lo bio-eco natural, el Té Kombucha es muy apreciado por su alto contenido de vitaminas, sobre todo del grupo B, por sus propiedades probióticas, ya que facilita la digestión, la salud intestinal y la salud general al favorecer el sistema inmune del organismo.

Se puede consumir como bebida refrescante, combinado con zumos de frutas o con cualquier bebida, sirviendo como ingrediente en aderezos para ensaladas, salsas y en adobos dulces y salados.

Si la preparación no se hace en ambiente limpio, controlado y estéril, es fácil que se contamine y puede provocar efectos adversos, malestar estomacal, reacciones alérgicas o infecciones si se toma en grandes cantidades o sin el adecuado grado de esterilidad de la composición.

Para notar en la salud los efectos beneficiosos de los probióticos, es recomendable una ingesta de 330ml al día de Kombucha. Pero nunca superar los 1.5 litros más de una vez a la semana.

No es recomendable su consumo en personas que tengan el sistema inmunitario deprimido y más si la elaboración de la misma es de forma artesanal y sin experiencia.

Puedes tomar Kombucha cuando más te apetezca. Se recomienda en ayunas, para potenciar sus efectos desintoxicantes. También se puede consumir antes o después de las comidas, gracias a sus probióticos naturales mejorará las digestiones.

Ayuda a desintoxicar el organismo, gracias al ácido glucurónico, que se adhiere a las sustancias tóxicas y las elimina por la orina. Reducción de la presión arterial y el nivel de colesterol. Alivio de los síntomas de la artritis y los de la gota. Ayuda a equilibrar la flora intestinal y regula su actividad.

También puede servir para adelgazar ya que al ser una bebida probiótica que cuenta con bacterias que ayudan a restaurar la flora intestinal, ayuda a que se absorban correctamente las propiedades de los alimentos, además de eliminar lo que no necesita el cuerpo. Además, cuenta con propiedades laxantes, por lo que es más fácil eliminar las impurezas y deshechos.

La Kombucha al ser un producto fermentado de la solución de té y azúcar utilizando el iniciador de bacterias Acetobacter y algunos tipos de levaduras, que puede ayudar a la digestión, como antibiótico, antioxidante y antibacteriano.

Los beneficios que aporta son los siguientes:

- Posee propiedades probióticas
- Tiene antioxidantes
- Alivia la digestión
- Beneficioso para la salud digestiva
- Desintoxica el hígado y la sangre
- Mejora el sistema inmunológico gracias a su contenido de vitamina B12 y enzimas
- Fuente de glucosaminas que ayudan a aliviar dolor y la inflamación

Contraindicaciones para el consumo de Kombucha:

- Nunca toméis Kombucha casera si parece, huele o sabe desagradable ya que si el pH es muy alto no la hace apta para consumo humano.
- No consumáis Kombucha en el caso de haber experimentado problemas o reacciones a alimentos fermentados previamente.
- Consultar al médico antes de consumirla, o cualquier otro tipo de alimento fermentado en caso de duda.
- Las embarazadas deben consultar al médico previamente antes de probar el Kombucha.

Método de elaboración:

Estos hongos y bacterias completan un proceso de fermentación compleja, empezando por desdoblar la sacarosa en glucosa y fructosa y transformándolos después en proporciones variables de alcohol etílico y ácido acético, que permanecen disueltos, y anhídrido carbónico que en parte queda también disuelto en el líquido.

Durante este proceso la colonia crece formando en la superficie del líquido un cuerpo de aspecto gelatinoso. Para mantener la colonia viva se debe añadir infusión recién preparada o trasladarla a un nuevo recipiente con infusión azucarada fresca, de este modo la colonia puede durar muchos años.

También es posible reproducirla dividiéndola y separándola en varios recipientes.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario