Gastroenteritis aguda

Gastroenteritis aguda

  • Lunes, 13 Julio, 2020 - 08:00
  • Rafael Labhat
  • Nutrición
  • Comentarios

La gastroenteritis aguda o diarrea aguda es una inflamación brusca del estómago e intestino, muy común en verano debido a que el calor y humedad favorecen el desarrollo de virus y bacterias.

Realmente es una enfermedad contagiosa, sobre todo si es vírica y muy común en la infancia.

Cuando el cuadro es severo provoca deshidratación, lo que es especialmente peligroso en lactantes y ancianos, pues puede comprometer sus vidas.

La gastroenteritis se transmite de personas a persona, de niño a niño, por esto es aconsejable aumentar las medidas de higiene, con el lavado de manos y limpieza en los alimentos.

Síntomas de la gastroenteritis

La pérdida de apetito, seguida de diarrea, son los primeros síntomas de esta enfermedad. Luego se producen accesos de vómitos, con diarrea acuosa, dolores en la tripa, fiebre y extrema debilidad. Suele desaparecer al cabo de dos o tres días.

Causas de la gastroenteritis en niños y bebés

Está causada por una infección vírica, que se transmite con facilidad de una persona a otra por contacto individual, sin mediación de alimentos ni bebidas.

Para tratar la gastroenteritis, se debe seguir 3 pautas:

1- Se debe guardar reposo en casa y beber gran cantidad de líquidos (sobre todo agua con limón), para evitar la deshidratación.
2- Salvo los antitérmicos para bajar la fiebre, no se debe administrar al niño otro medicamento. Solo se usa cuando lo prescriba el médico.
3- Durante las primeras 24 horas no se deben ingerir alimentos, y hay que tomar sólo agua, zumo de zanahoria o té.
4- Nunca debemos forzar al niño a que coma.

¿Qué alimentos son buenos para la diarrea?

Los platos más adecuados son: arroz blanco, sopa de fideos, patata cocida, pollo pescado a la plancha o hervidos, jamón cocido, manzana rallada sin piel, o cocida o asada, plátano, etcétera. También se puede ir incluyendo algún yogur natural sin frutas ni cereales añadidos. Y continuar con una buena hidratación.

• Manzanas y plátanos y yogures.
• Arroz blanco y pechuga de pollo.
• Tortilla francesa.
• Evitar comer dulces, bollería y chocolate.
 
Tratamiento higiénico

Se puede prevenir los problemas gastrointestinales del verano siguiendo algunas recomendaciones como:

- Lavarse las manos antes de ingerir o manipular alimentos, así como después de hacer uso de los servicios higiénicos.
- Consumir alimentos frescos, no recalentados y menos si han estado expuestos al medioambiente, pues en pocas horas durante el verano, se produce descomposición de los mismos.
- No beber agua cruda. El hielo generalmente es preparado con agua cruda.
- Cuidado con los huevos y las salsas preparadas con huevo crudo, como la mayonesa, pues hay riesgo de que contengan salmonella.

El suero casero es una solución equilibrada que aporta el líquido y los electrolitos necesarios que se pierden con la diarrea.
Para elaborarlo se debe añadir a un litro de agua: dos cucharadas sopeas de azúcar, media cucharadita de sal, media cucharadita de bicarbonato y una taza de zumo de limón.

Más información en www.trofodiet.com - Artículo extraido con autorización de sus propietarios.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario