La Piña Tropical (Ananas sativa)

La Piña Tropical (Ananas sativa)

  • Lunes, 24 Mayo, 2021 - 08:00
  • Ana Luisa Glez. Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios
 
La piña es en realidad un racimo de frutos de la planta del ananás, que se combinan formando un fruto múltiple. Puede llegar a pesar hasta 4 kilos.
 
Es originario de Brasil, y ya Colón lo encontró en las Antillas (Isla de Guadalupe 1493). Hoy en día se cultiva en plantaciones tropicales de Hawai, Taiwan, Filipinas, Ecuador y Brasil.
 
En las Islas Canarias, según el censo de 2013, existen un total de 150 Hectáreas cultivadas que producen anualmente unas 1.900 Tm. de la variedad CAYENA. El 85% de estos se realizan en la isla de El Hierro dónde comenzaron el cultivo intensivo en la década de los 80 (Datos publicados en las jornadas de piña tropical en Güimar, 2013. http://www.agrocabildo.org/)
 
Tiene un elevado contenido en azúcares y se consume principalmente como fruta de postre.
 
Se conocen tres variedades botánicas de piña tropical: Sativus (sin semillas), Comosus (forma semillas capaces de germinar) y Lucidus (permite una recolección más fácil porque sus hojas no poseen espinas). Se puede obtener durante todo el año y consumir frescas, enlatadas (en trozos, rebanadas y rodajas) o escarchadas.
 
Una porción de piña de 112 gramos equivalente a dos rebanadas nos aporta unas 50 calorías. Si la usamos en una dieta habitual 200 calorías de piña, (unas 3 o 4 rodajas) sería el equivalente a:
 
- Grasas y Colesterol 0g = 0%,
- Carbohidratos 13g = 4%,
- Fibra dietética 1g = 4%,
- Sodio 10mg
- Azúcares 10g,
- Potasio 120 mg = 3%,
- Proteína 1g,
- Vitamina A 2%,
- Calcio 2%,
- Vitamina C 50%,
- Hierro 2%
 
Las piñas están maduras en el momento en el que las puntas de las brácteas cambian del color verde al anaranjado, a pesar de que el color del fruto sea verde.
 
Si el extremo del tallo está mohoso o manchado, las hojas marchitas o la fruta golpeada, mejor no comprarla. Su olor debe ser dulce en la base y la cáscara del fruto no debe hundirse bajo la presión del dedo.
 
La piña es una fruta muy frágil y sensible a los cambios bruscos de temperatura. Se puede conservar durante unos días en un lugar fresco y seco, aunque nunca en el frigorífico porque se deteriora a temperaturas inferiores a los 7ºC.
 
Para aprovechar todas sus propiedades, una vez pelada y cortada, la piña se puede conservar en la nevera recubierta con un envoltorio de plástico, aunque se ha de consumir lo antes posible. A partir del punto óptimo de madurez comienza a perder su jugosidad con gran rapidez y por ende sus múltiples propiedades digestivas, circulatorias y anti-inflamatorias.
 
  •  Por su contenido en bromelina ayuda a digerir y procesar los alimentos.
  •  Adecuada por sus propiedades diuréticas para personas que quieran perder peso.
  •  Combate la celulitis y retención de líquidos.
  •  Ayuda a cicatrizar heridas y estimula el colágeno de nuestra piel.
  •  Adecuada en caso de inflamación en el aparato digestivo y locomotor.
  •  Combinada con la papaína de la papaya ayuda a superar dolores y molestias articulares.
  •  Añadiendo un trozo de piña al guiso, la carne gana en ternura y sabor.
 
Está totalmente desaconsejada:
 
-En personas con alergia a la piña o hipersensibilidad a algunos de sus componentes.
-En personas con enfermedades intestinales (Chron o Colitis ulcerosa) o intolerancia.
-Si está tomando antibióticos o anticoagulantes.
-Si está pendiente de realizarse alguna operación ni en el postoperatorio.
 
Como curiosidad, las fábricas de conservas utilizan todos los trozos de la piña. La cáscara y el corazón son utilizados para hacer una gran variedad de productos, como vinagres, alcohol y comida para mascotas.
 
 
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario