Puerros, depurativo natural tras las navidades

Puerros, depurativo natural tras las navidades

  • Lunes, 18 Enero, 2021 - 03:00
  • Ana Luisa González Cruz, nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios
 
Los puerros, porros o ajoporro, son vegetales muy sabrosos y bajos en calorías, pertenecientes a la familia ALLIUM, como cebollas y ajos.
 
Tienen un sabor ligeramente dulce y su preparación en cocina está supeditada a la imaginación de quienes los preparan. Sopas, revueltos, guisados, a la plancha, como guarnición, en caldos, al vapor, etc…
 
Son una de las mejores fuentes de fibra dietética en cualquier época del año. Se encarga de eliminar los residuos que le sobran a nuestro cuerpo, haciendo que nuestro sistema digestivo funcione mejor y las digestiones sean mucho más rápidas y ligeras. Además de ricos en vitaminas y ácido fólico.
 
Proporcionan una importante fuente de potasio por lo que en dietas diuréticas se convierte indispensable para ayudarnos a eliminar líquidos.
 
Los puerros son una rica fuente de vitamina A, ya que 100 gramos de puerros contienen aproximadamente un 33% de la dosis diaria recomendada de esta vitamina que activa nuestras defensas. Mantiene saludables e íntegros los revestimientos de la mucosa de la nariz, la garganta, el tracto urinario y el tracto digestivo.
 
Destaca por ser un vegetal muy utilizado en dietas de adelgazamiento, por su bajo aporte calórico y nulo de grasas, además de ser un aliado para el buen funcionamiento muscular y nervioso.
 
Aportan vitamina C para reparar los tejidos del cuerpo. Ayudan a reducir el colesterol LDL y aumentar los niveles de HDL. Reducen el riesgo de padecer cáncer de próstata, colon y ovario.
 
Tras una convalecencia e incluso si sólo queremos mantener una buena digestión o bajar de peso, es recomendable el caldo de puerros depurativo para reducir hinchazón y volumen.
 
Se prepara con:
 
½ kilo de puerros.
Unas hojas y tallos de apio.
Perejil al gusto.
 
Preparación:
 
Limpia y lava muy bien todos los vegetales, corta las raíces de los puerros y colocalos en un recipiente con un litro de agua. Añade las hojas de apio y el ramillete de perejil. Hierve durante 5 minutos. Colar y dejar enfriar.
 
Se toman no más de 1 o 2 tazas al día por 10 días.
 
Con esto conseguimos poner al día nuestro organismo y aportarle las vitaminas y antioxidantes que necesita puntualmente.
 
Tabla nutricional básica por cada 100 gramos:
 
Calorías, 44
Fibra (g), 1,2
Potasio (mg), 300
Sodio (mg), 5
Vitamina A (U.I.), 50
Vitamina B1 (mg), 0,06
Vitamina B2 ( mg), 0,04
Vitamina C (mg), 18
Vitamina E (mg), 1,0
 
 
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario