Los efectos positivos de beber agua al levantarse

Los efectos positivos de beber agua al levantarse

  • Lunes, 12 Abril, 2021 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz, nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios
 
Cuando está bien hidratado nuestro cuerpo funciona correctamente, estamos formados por más de un 70% de agua y las funciones principales y básicas del organismo no se desarrollan adecuadamente y podremos tener serios problemas de salud si no vigilamos la correcta hidratación del mismo.
 
Es vital consumir agua adecuadamente y mantener una correcta hidratación ya que cuando no lo hacemos, aumenta la temperatura corporal, no podremos eliminar toxinas, retenemos líquidos, se ralentiza el tránsito intestinal o incluso se colapsan los riñones en los casos más extremos.
 
La ingestión de agua al despertar contribuye a que nuestro organismo depure y elimine las toxinas del proceso regenerativo del sueño. Oxigena las células y trasporta los nutrientes, además de preparar a nuestro sistema digestivo y despertar al sistema nervioso adecuadamente para afrontar el resto de la jornada.
 
El cerebro si estamos correctamente hidratados recibe sangre oxigenada y se mantiene en alerta con un funcionamiento neuronal correcto.
 
Pero no son los únicos beneficios, si estamos correctamente hidratados desde por la mañana:
 
- La piel se mantiene hidratada, mantiene la elasticidad y retrasa la aparición de las arrugas.
- Los efectos del estrés en nuestro organismo son menores ya que si el sistema linfático está bien hidratado se evita la fatiga de la glándula suprarrenal que produce el cortisol.
- Se estimulan los centros de sed del cuerpo y no la guarda produciendo retención de líquidos e hinchazones y eliminando los excedentes, utilizándola para hidratar las articulaciones y mejorando la condición física.
- Nuestro sistema renal se sirve del agua para drenar las toxinas e impurezas de manera mucho más rápida tras su proceso de depuración.
- Al hígado le sirve para que no estimule a la grasa como vehículo para generar energía y así contribuye a no subir de peso.
- Favorece la digestión y prepara el cuerpo para facilitar el tracto gastrointestinal.
- Regula la temperatura corporal y mejora el trasporte de nutrientes en el organismo.
- Mantiene en forma nuestras articulaciones, evitando la aparición de dolencias relacionadas.
 
Los beneficios del consumo de agua son innumerables y como regla general, debemos adaptar su consumo según nuestro cuerpo y peso, se recomienda el consumo de aproximadamente dos litros de agua diarios.
 
Se recomienda empezar el día bebiendo agua a temperatura ambiente y mantener su consumo regular durante el resto del día para mantener la hidratación del organismo.
 
Importante es igualmente la forma de beber esa agua. Debemos hacerlo pausadamente y a sorbos pequeños. Con ello nos aseguramos la correcta hidratación que nuestro organismo necesita en cualquier época del año.
 
No debemos olvidar que debe ir acompañada de una actividad física y una alimentación sana para poder tener una buena salud.
 
 
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario