Alimentando la calidad de nuestro sueño

Alimentando la calidad de nuestro sueño

  • Martes, 6 Octubre, 2020 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz, nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios
 
Cualquier cambio en nuestra vida diaria puede provocarnos falta de sueño o mala calidad en el mismo. Es bueno entonces recordar que la alimentación nos ofrece algunas alternativas que mejoran considerablemente nuestro descanso y que no deben faltar en nuestra despensa.
 
L-triptófano: Es un aminoácido natural precursor de la serotonina y la melatonina.
 
La serotonina es importante para el bienestar mientras que la melatonina es un activador cerebral del sueño. Los alimentos ricos en triptófano son:
 
Queso, leche, yogurt, leche, pavo, almendras, cacahuetes, huevos, piña, cereales integrales y garbanzos.
 
Consumidos tres horas antes de acostarse en cantidades no copiosas, favorecen la relajación y el sueño.
 
Melatonina: Es una hormona que produce la glándula pineal que parece influir en la mejor calidad del sueño y es la responsable de los ciclos sueño-vigilia. De forma natural la encontramos en:
 
Fresa, plátano, cereza, maíz, vino tinto, tomate, arroz, etc...
 
Lactucario: La lechuga silvestre contiene esta sustancia, a la que se le confieren propiedades relajantes y sedantes.
 
Vitamina B6: Ayuda también a que el cerebro genere noveles saludables de serotonina y melatonina, porque está directamente relacionada con la absorción de triptófano. Es abundante en productos como:
 
Espinacas, zanahorias y guisantes.
 
Magnesio: Despertar varias veces durante la noche, tener sueño superficial y poco profundo, puede ser un síntoma de falta de magnesio. Encuentra tu aporte tomando un puñado de nueces todos los días.
 
Ácidos grasos omega 3 y omega 6. Estudios coinciden en que personas con altos niveles de ácidos grasos, suelen contar con mayor capacidad para conseguir un sueño largo y profundo (sueño reparador). Podemos encontrar altos niveles de ácidos grasos en:
 
Pescados azules, algunos pescados blancos, algunos frutos secos, aceite de oliva y girasol...etc.
 
Añadiendo algunos hábitos y costumbres saludables además de estos alimentos, mejoraremos la calidad de nuestro descanso.
 
 
 
 
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario