Llegó el colesterol, ¿ahora qué hago?

Llegó el colesterol, ¿ahora qué hago?

  • Lunes, 20 Julio, 2020 - 08:00
  • Ana Luisa Glez. Cruz - Nutricionista
  • Noticia
  • Comentarios

En una analítica normal han aumentado nuestros niveles de colesterol en sangre. Es el momento de tomar medidas.

Lo típico, nos hacemos una analítica y nos encontramos con los consejos para evitar alimentos que contienen colesterol. El médico de cabecera nos da unos consejos de vida saludable con sus mejores intenciones y nos cita para dentro de unos meses. ¿Y ahora qué?

Pues ahora es el momento de tomarnos en serio nuestra salud. Lo primero acudir al especialista en dietética y nutrición.

Como profesionales estamos preparados para asesorar, acompañar e informar en todo momento a quienes nos visitan para adecuar su alimentación a las necesidades reales que esa persona tiene.

No se trata de poner a dieta, se trata de aprender a gestionar emociones, a conseguir aprender nuevos hábitos de vida más saludables y a no padecer, sufrir o malgastar el tiempo, que es oro y más cuando hablamos de nuestra salud.

Por regla general, una persona que padece de niveles altos de colesterol, también tendrá otro tipo de patologías como hipertensión, obesidad o diabetes entre otros problemas asociados.

Por tanto lo primero es analizar el estado de salud de la persona y a partir de ahí hacer las recomendaciones necesarias en cada caso.

¿QUÉ PUEDO Y QUÉ NO PUEDO COMER?

Como cada persona es diferente, también su alimentación diaria debe ser distinta y adaptada a sus necesidades concretas.

Eso sí, existen unos consejos a nivel general que seguramente estará cansado/a de oír, como hacer algo de deporte (mal consejo si no está bien asesorado ya que puede producir lesiones indeseadas), comer más fruta y más verdura (mal consejo si la persona tiene alguna alergia o intolerancia alimentaria y lo desconoce), beber más agua (mal consejo si la persona padece alguna patología de riñón o simplemente no le gusta o no tiene sed)

Como ven no es tan sencillo adaptar los consejos a la población en general, aún así me voy a “mojar” y a proponer que:

1º visiten al nutricionista
 
2º olvídense de dietas milagro, productos que “bajan el colesterol” o infusiones milagrosas, si no están avalados por un profesional de la dietética y la nutrición, (créanme que si es un verdadero profesional  y quiere velar por su salud, jamás les va a recomendar este tipo de productos)
 
3º comience a plantearse crear nuevos hábitos de vida saludable y tome conciencia de que realmente tiene un problema y es importante tomar partido en solucionarlo. Le va la vida en ello, no exagero, los datos de fallecidos por enfermedades cardiovasculares van en aumento cada año
 
4º Deseche de su mente cualquier alimento que no sea eso, un alimento. Me refiero a productos procesados, ultraprocesados, con cantidades de sal o azúcar que desconoce y empiece a llegar su despensa de productos frescos, y grasas saludables como el aceite de oliva, los frutos secos (crudos o tostados), aguacates, pescado azul y aquellas legumbres, fruta fresca, hortalizas y demás que le recomiende su dietista-nutricionista.
 
5º No olvide volver a chequear su salud de manera frecuente. Cuando se repite una analítica al cabo de los meses y han bajado algo los niveles de colesterol, recuerde que es el momento de seguir avanzando para mantener esas cifras a raya y que no suba más de lo recomendado. Con esto nos estamos asegurando una mejor calidad de vida y retrasar lo más posible la aparición de cualquier enfermedad relacionada con la mala alimentación.

Recuerde que se puede padecer este tipo de enfermedades a cualquier edad, pero que también a cualquier edad es posible revertir sus efectos. Nunca es tarde para comenzar a cuidarse un poco.

- - - - - - - - - -

También te puede interesar para ampliar información:

https://www.gastronomia7islas.com/nutricion/20200622/es-tan-malo-coleste...

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario