La Escarola (Chichorium Endivia)

La Escarola (Chichorium Endivia)

  • Lunes, 7 Junio, 2021 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios
 
La amplia familia a la que pertenece la escarola Chichorium Endivia, las Asteráceas formadas por más de 20.000 tipos diferentes, la hacen una de las verduras más conocidas a nivel mundial. Escarola, Endivia, lechuga rizada, achicoria común... son sólo algunas de sus homólogas en nuestra mesa. Cada una de ellas confiere un sabor distinto aunque muy parecido a nuestros platos, principalmente ensaladas, aunque también guarniciones o sopas.
 
Tanto egipcios, griegos como romanos, ya conocían las múltiples propiedades de la reina de las ensaladas, ya que como saben, la lechuga en ocasiones por su alta cantidad de fibra puede provocar sensación de hinchazón, que puede ser evitada si la sustituimos por la escarola en nuestras ensaladas además de ser fácilmente digerible, depurativa y diurética.
 
La temporada propia de la escarola es la época de invierno, que es cuando ofrece su esplendor y mayor calidad, aunque hoy día se puede encontrar en el mercado durante todo el año.
 
Su alto contenido en agua convierte a la escarola en un vegetal saciante y muy bajo en calorías (20 kcal por cada 100 gramos). Además, es diurética, depurativa y digestiva debido a la intibina (que estimula la secreción de jugos gástricos y de bilis). Veamos algunas de sus principales propiedades:
 
- Antioxidante: su contenido en vitamina C interviene en la formación del colágeno, los huesos y los glóbulos rojos. Aumenta la absorción de hierro y la resistencia a las infecciones.
 
- Minerales: la escarola contiene potasio y magnesio, lo que le confiere un efecto relajante que favorece el funcionamiento del sistema nervioso.
 
A la hora de adquirirla es bueno fijarse en que tenga aspecto fresco, tierno y firme en cualquiera de sus variedades, rizada, lisa u hoja ancha. Debemos procurar evitar la adquisición de escarola cuando está presente color amarillento o parduzco e incluso si está envuelta en un envase que no permita su transpiración.
 
Su ligero toque amargo, es conveniente consumirla aliñada con aceite de oliva virgen, ajos tiernos y sal. También está indicado su consumo junto a otras hortalizas como cebolla, apio, ajo negro, frutos secos y tomates o fruta como la granada, naranja, manzanas, kiwis o uvas pasas y nueces. En caso de que no le atraiga su sabor puede disimularlo si la acompaña de atún, huevo, arroz o pasta.
 
Desde un punto de vista nutricional, la escarola destaca por su alto contenido en agua; cerca de un 95% de su composición lo es.
 
Además, también es especialmente rica en minerales y vitaminas. Entre los minerales más interesantes podemos destacar calcio, fósforo, hierro, potasio y sodio. Entre las vitaminas destacamos vitamina A, C y vitaminas del grupo B (como la vitamina B1 y B2, riboflavina, tiamina y niacina). Otros nutrientes presentes en la misma son el ácido ascórbico o los beta carotenos. Junto a la espinaca es la verdura con mayor contenido en ácido fólico.
 
Su bajo contenido calórico y en grasas es útil en dietas de adelgazamiento, gracias también a su aporte en fibra, lo que mejora el tránsito intestinal y es un alimento positivo para la salud del sistema digestivo. Además, es una hortaliza diurética y ligeramente laxante.
 
Ayuda a fortalecer las defensas, siendo positivo para el sistema inmunológico. Además, es capaz de fortalecer los huesos, dientes, el cabello y proteger la vista.
 
100 Gramos de escarola nos aportan:
 
- Calorías: 17,40 Kcal
- Grasa: 0,20 gr.
- Colesterol: 0 mg.
- Sodio: 14 mg.
- Carbohidratos: 1gr.
- Fibra: 2,60 gr.
- Azúcares: 1 gr.
- Proteínas: 1,60 gr.
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario