Fátima Hernández “La chica listan negro” by LoHer

Fátima Hernández “La chica listan negro” by LoHer

  • Viernes, 30 Abril, 2021 - 08:00
  • Rasa Strankauskaite
  • Entrevista
  • Comentarios

Hoy hablamos con la chica de Listan Negro, la variedad mejor adaptada en los suelos de Canarias, que según los distintos análisis moleculares realizados ya queda confirmado que es el resultado de cruce de Listan Blanco y Negramoll. Esta variedad es muy extendida en las islas y cuenta con muchos clones que por ello a veces es tan confundida con otras variedades. Ella es la responsable de los vinos LoHer.

Se trata de La bodega localizada en la Victoria de Acentejo de Tenerife en la casa de la familia, el proyecto LoHer empezó en el año 2014 cuando ella decidió dar un cambio a la bodega familiar, empezar a embotellar a su manera y a cambiar la manera de trabajar tanto las viñas como en la bodega.

Actualmente el proyecto lo compone su padre Lorenzo Hernández que sigue llevando las viñas y Fátima Hernández en bodega, embotellando unos vinos sinceros, humanos, cercanos. Yo los descorcho y vendo en nuestra vinoteca La Laguna Gran Hotel con mucho orgullo observando a mis clientes disfrutar de los vinos volcánicos.

-Para conocer mejor a Fátima y su nueva gama de vinos les dejo nuestra conversación-

Podrías describirme cada uno de los nuevos vinos y los motivos por los que has embotellado. ¿Es el buen momento de realizar los sueños? ¿Cómo son esos vinos?

Cosechera es el proyecto más personal dentro de mi bodega, tenía la necesidad de contar el vino a mi manera, y Cosechera es eso mismo...mi manera de entender el sector y transmitirlo.

En 2019, tras años analizando la parcela, decidí elaborar tres vinos inesperados de la zona pero muy representativos a la vez con la variedad y el lugar. Los Barraquillos es una parcela que está localizada en la Victoria a unos 650m, en el barrio de los Arroyos, que es donde nace mi padre y su familia, son viñas de más de 90 años de Listán negro y Listán blanco en menor proporción.

Un orange wine, fermentado en tinaja con sus pieles durante un mes y nueve meses sobre lías; un rosado fermentado en barrica, y un Listán negro macerado con pieles y raspón durante un mes y posterior crianza en barrica de roble francés durante casi un año; vinos con un punto rústico que representa a la zona pero a la vez la intención de hablar de mi pueblo desde otro punto de vista, de las viñas viejas de la Victoria, de la grandeza del Listán...

San Clemente es una finca que adquiere la familia en 2017, sin un objetivo claro, yo sí que lo tenía en cuanto la visite y simplemente era contar la zona y los diferentes varietales mientras esa finca estuviese en la familia.

El trabajo de mi padre y mi tío como viticultores en la finca me ha permitido trabajar con varietales totalmente desconocidos en mi proyecto, poder investigar diferentes vinificaciones y trabajar con un lugar que poco a poco enamora a todo aquel que lo conoce.

El primer vino en salir al mercado fue un ensamblaje de Listán negro y Tintilla, un vino más fresco que lo que suelen ser mis tintos, una producción limitada de 2000 botellas del 2019 donde comienzo a contar San Clemente. Esta añada saldrá a la venta un ensamblaje de diferentes varietales blancos (baboso blanco, Vijariego blanco, Malvasía aromática y Marmajuelo) y vinificaciones (pieles en tinaja, Crianza en barrica...) para comenzar a hablar de los vinos blancos de la finca que estarán en el mercado este verano.

Puedes contarme sobre las variedades de uvas que tienen plantadas en las fincas y las prácticas de cuidados de las viñas en el campo…

Trabajamos en los municipio de la Matanza, la Victoria y el Sauzal, son viñedos viejos de mis padres, mayormente Listán negro pero también en menor proporción Listán blanco, Malvasía, Negramol, Castellano Negra y en los últimos años mi padre introduce algo de Gual y Vijariego blanco dado que yo misma no paro de incitarlo a reproducir varietales de las islas evitando que se pierdan y con la intención de contar la comarca desde un punto quizás más contemporáneo y diferente a lo que tradicionalmente ofrecía Tacoronte Acentejo. Siempre sin abandonar la viña vieja que es mi seña de identidad

¿Se ha notado el cambio climático en vuestra zona y si es cierto que cada año la viña reclama más atención?

EL sector tal y como lo conocemos y trabajamos de manera tradicional está sufriendo un cambio por el calentamiento global, ya podemos observar cómo se están adelantando las cosechas por las subidas de temperaturas; tenemos unos inviernos cada vez más secos, sin lluvia... todo esto conlleva a una adaptación del sector, aparecerán nuevas zonas de cultivos, los vinos cambiarán,... pero al final es un desafío que tenemos que aceptar.

¿Te sientes satisfecha por lo que haces? ¿Eres feliz con lo que haces?

Me siento muy orgullosa profesionalmente del cambio que he dado a la bodega de mi familia (quizás ha sido el mayor reto de mi vida, de momento...), de mis proyectos personales dentro de ella porque cada uno cuenta un poco de mi comarca y de mi familia y de mí misma...

¿Qué buscas expresar con tus vinos? ¿Qué es para ti el vino? ¿El vino es una pasión que crece con cada experiencia?

Siempre he tenido muy claro que mis vinos tienen que hablar de un lugar, un suelo y una variedad, también la identidad de la persona que elabora...

En estos momentos, el vino es mi vida, yo he decidido adquirir el compromiso con el sector, transmitir esta tradición a las siguientes generaciones, innovar y crear dentro de un entorno rural y humilde. El vino es pasión y la profesión dentro de este sector tiene que ser también pasión porque es lo único que en determinados momentos te sostiene y te mantiene con fuerzas para seguir creando....
 
 
Fátima Hernández “La chica listan negro” by LoHer
 
 
A mí me gusta escuchar la tierra quitándose los zapatos en las viñas. Percibir como respira descalza me cuenta si hay vida en el suelo. Vuestra bodega piensa dedicarse al tema del enoturismo? ¿Cómo ves la posibilidad de las catas cerca de sus viñas? ¿Se aceptan las visitas bajo reserva?

De momento soy viticultora y bodeguera, pero no niego que me apasiona cuando la gente se acerca a conocer mis viñas y mi bodega, que sigue estando en un garaje en la casa de mis padres, me gusta contar mi proyecto desde la cercanía y la humildad que lo caracteriza.

¿Qué opinas sobre las levaduras indígenas? ¿Hay años que viene una uva más sensual? ¿Te gusta la fermentación completa o eres más de dejar el resto de azúcar? ¿Estás a favor del raspón?

La elaboración de vinos más naturales es algo que llevamos a cabo dentro del proyecto, la utilización de levaduras indígenas es interesante siempre y cuando se practique una viticultura respetuosa con el medio ambiente, me parece lo más acertado. Me gusta que en las vinificaciones dentro de mi bodega haya una intervención mínima y necesaria, que da un marquen sus tiempos, yo simplemente cato los vinos para controlar que todo siga su curso.

El raspón siempre y cuando sea necesario, en LoHer se utiliza sólo en los mostos muy maduros para aportar frescor, aunque actualmente es una tendencia dentro de la recuperación de elaboraciones ancestrales.

Nos gusta que el vino huela a vino y no a madera. Los taninos vegetales mejoran la estructura de los vinos y me gustaría saber qué tipo de barricas utilizas, los tamaños y la procedencia.

La crianza en barrica es un momento importante dentro de la creación de mis vinos, no tanto como la poda o la elección del momento óptimo de vendimia, no todos mis vinos pasan por esta etapa. Esta decisión la tomó en función de las posibilidades del vino cada año  y los fines para los que está destinado.

En LoHer siempre utilizo barrica de roble francés, mi corta experiencia me dice que es más respetuosa con mis vinos, no tan directa como el roble americano, además siempre tostados ligeros para que respeten más las señas de identidad de la variedad y de los suelos.

Se dice que para conseguir buenos vinos hay que beber muchos vinos buenos. ¿Qué vinos te gusta beber en la casa? ¿Hay alguna zona vitivinícola que te llama mucho la atención?

Soy una enamorada de Canarias en general pero en particular de La Palma y Lanzarote, sobretodo de la manera de posicionar el producto local, ¡todo un ejemplo!.

En casa se bebe sobretodo vino canario, tengo que reconocer que todos los años intento catar sino todos, el 80% de los vinos que se elaboran en las islas pero si me tuviese que quedar con algún lugar de España, fuera de Canarias, sería el Priorat, el ensamblaje entre tradición y modernidad, elegancia y frescura... es una región con un gran potencial...

Cuéntame cómo es Listan Negro en el campo y todas sus virtudes…

Listán negro para mí se resume en humildad, versatilidad, tradición, dentro de mi comarca y las zonas que trabajamos, existen unos viñedos de más de 90 años de esta variedad, es un privilegio poder trabajarlas, es una comarca con un nivel de viticultura muy exigente, el 80 % del tiempo es para la viña porque es donde tenemos que hacer todo el esfuerzo...

La recompensa es los vinos que se producen, estructurados, elegantes, con carácter y personalidad.

¿De qué te sientes más orgullosa? ¿Con qué sueña Fátima?

De haber sido capaz de sacar el proyecto adelante, de colocar mi marca en el mercado y sobretodo de poder transmitir con mis vinos todo aquello que muchas veces yo no me atrevo a contar...

Los sueños no se cuentan por dicen que no se cumplen... yo hace dos años soñé con una Cosechera, ahora es una realidad… el siguiente viene en camino pero éste si que no lo puedo contar...

Si fueras una variedad de uva cuál te gustaría ser y el porque...

Sin duda alguna... Listán Negro, Listán de mi alma... es la variedad tinta mayoritaria en la isla de Tenerife y la dominante en las fincas de mi familia... tengo la suerte de trabajar viñedos de más de 60 años en los municipios de La Victoria, la Matanza y el Sauzal, este es uno de los mayores privilegios que puedo tener dentro de mi proyecto.

Variedad humilde y poco querida para muchos, pero en la que yo sólo he encontrado el suficiente potencial y versatilidad para elaborar diferentes vinos, tanto jóvenes como vinos de guarda... y todos expresando la grandeza de la variedad que para mí es única y especial.

¿Elegiste el vino o el vino te eligió a ti?. Puedes contarnos lo más bonito que te ha pasado con el vino.

Creo que fue una elección mutua, quizás algo tardía pero lo bueno siempre llega... Tengo recuerdo de las viñas desde niña... siempre rodeados de aquellos viñedos a los que mi padre llega en los años 80 en la Finca el Loro en la Matanza; a pesar de que mi formación universitaria tomó el camino contrario a la agricultura con los años y las circunstancias de la vida, las viñas y yo nos volvimos a encontrar, en verdad nunca nos hemos separado pero tampoco habíamos estado tan unidas como ahora...

Sinceramente no sé cuánto va a durar mi proyecto porque la vida cambia y en muchas ocasiones tenemos que asumir responsabilidades o sufrimos cambios que nos impiden seguir y nos hacen cambiar el destino de nuestras vidas... pero de lo único que estoy segura es que LoHer va a ser el proyecto más importante de mi vida... no creo que tenga capacidad para crear nada más bonito y enriquecedor como ha sido el vino en mi vida.
 
 
Fátima Hernández “La chica listan negro” by LoHer

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario