Efraín Rebole Marin “Pasión por los vinos canarios”

Efraín Rebole Marin “Pasión por los vinos canarios”

  • Viernes, 26 Febrero, 2021 - 08:00
  • Rasa Strankauskaite
  • Entrevista
  • Comentarios

El Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) ha puesto en marcha la iniciativa “Tesoros Volcánicos” que reúne distintas actividades con vinos volcánicos enfocadas a unos 20 restaurantes de Tenerife que se han comprometido a tener al menos 10 vinos canarios en sus cartas de vinos.

“Tesoros Volcánicos” es un proyecto ejecutado por la sumiller Rasa Strankauskaite con la mejor experta en quesos y otros productos canarios, Zebina Hernández Hernández con actividades diseñadas para dar a conocer mejor los vinos de Canarias, potenciar el consumo en la restauración.

Esta iniciativa tiene el propósito de motivar a los restauradores apostar por nuestros vinos que son de producciones limitadas, un soplo de aire fresco entre tanta globalización, singulares, únicos que sin dudas aportan el prestigio a las cartas de los vinos.

Hoy les traigo una entrevista a uno de los participantes de TESOROS VOLCÁNICOS, Efraín Rebole Marin, en la actualidad es el Sumiller del “Restaurante Kiki” ubicado en Santa Cruz de Tenerife.

Lo conocí en 2015 cuando impartía un curso de sumillería al que el asistía, años más tarde he vuelto a coincidir con él y cuando escucho a Efraín hablar sobre nuestros vinos me emociona la evolución que ha tenido como profesional y el amor que siente por los vinos.

¿Cómo llegaste a este trabajo? ¿Todo empieza por casualidad?

Como muchos de los que nos dedicamos a esto, con un trabajo de verano. Tenía la necesidad de sacar un dinero para mis cosas, y quien me iba a decir que 7 años después aquí sigo…

¿Cómo eran aquellos comienzos… de clientes más exigentes o quizás ahora son un poco más?

De un cortadito descafeinado de sobre, con leche tibia de soja mi niño, fui pasando poco a poco y con mucho trabajo y estudio a un menú de 15 pasos con maridaje de grandes vinos…Cuanto más alto es el nivel del establecimiento, más exigentes son los clientes.

¿Eres feliz mimando a tus clientes? ¿Quién es tu persona vitamina?

Muy feliz, cuando se dejan mimar. Al final nuestro objetivo es que el comensal se sienta tan a gusto que desee volver tan pronto como le sea posible.

¿De dónde nace este amor por los vinos y servir en la sala con pasión?

Este amor nace de una mera casualidad. Fue un sentimiento sensacional el que me inundó la primera vez que vi cómo se le iluminaba la cara a un cliente, después de probar un sorbo de un vino de mi recomendación, cuando apenas tenía yo idea alguna del tema… Fue ahí cuando quise poder ser siempre capaz de repetir este sentimiento. A partir de ahí empecé a formarme en el mundo del vino.

¿Cuál es la parte más fácil de llevar un restaurante? ¿Y la más difícil?

La parte más fácil, y a la vez la más difícil, son los compañeros. Como en toda gran familia, hay momentos de amor, y hay amores que matan. Nada que no se pueda arreglar con una copa de vino después del servicio.

La gastronomía en los últimos 15 años ha evolucionado mucho y va a más. ¿Qué opinas sobre el tema?

Ojalá siga evolucionando pues cuanto más evolucione, mejor valorada estará y por tanto más valorados estaremos los profesionales que nos dedicamos a ella. Si seguimos profesionalizando el sector, dejará de ser un empleo que en muchos de los casos, por desgracia, es elegida por descarte.

El último vino interesante que has probado y vas a poner en la carta …

Tabaqueros, de Llanos Negros. Lo tendremos fuera de carta. Queda poco y no quiero que se acabe…Llámame egoísta.

¿Cómo eliges los vinos para ofrecer, pensando en el perfil de tus clientes fijos, en tus gustos personales o en las variedades de uva y zonas de cultivo?

A la hora de elaborar una carta de vinos ha de haber un poco de todo. Vinos más comerciales de gustos menos complejos, para los paladares menos experimentados… Y por supuesto vinos que aporten y plasmen la huella de identidad de la persona que confecciona la carta, llámalos ‘’frikis’’… Intentando en la medida de lo posible abarcar la mayoría de zonas productoras vitivinícolas, con sus variedades típicas correspondientes.

¿Qué estilo de vinos te gusta más? ¿Eres más de espumosos, generosos o de vinos tranquilos?

¿A quién quieres más?, ¿A tu hijo o a tu hija? Pues yo igual…

Si fueras una variedad de uva, serías...

Yo sería un Sabro, amable y cariñoso, me casaría con una Gual, para envejecer juntos…

¿Cuál es la virtud más importante que debe tener un proveedor?

Cumplidor, gran conocedor de su portfolio, y siempre con ganas de buscar cosas nuevas que ofrecer. En lo personal, cercano, amable y apasionado del vino.

¿Crees que el cliente valora más el vino canario?

Cada vez más, por suerte. Gracias a proyectos como el de Tesoros Volcánicos, y la creciente labor de información que se está realizando, disponemos cada vez más de  profesionales formados que son capaces de transmitir y poner en valor la grandeza de nuestros vinos canarios.

¿Existe un vino para cada oración? Si tienes que elegir uno para celebrar el fin de la pandemia ¿cuál sería?

Te respondería con algunas frases famosas «Ten cuidado de confiar en alguien a quien no le guste el vino.» Karl Marx; «¡Venid rápido, hermanos! ¡Estoy bebiendo estrellas!» Dom Perignon; «¡Champagne! En la victoria te lo mereces, en la derrota lo necesitas.» Napoleón Bonaparte. Sin duda, un vino para cada oración y una oración para cada vino.

Carballo 1997 Malvasía aromática Naturalmente dulce. Un vino atemporal, de esos que hacen pensar que no pasa el tiempo. Disfrutarlo en familia y con los seres queridos, y de alguna forma, con cada sorbo, ir recuperando mes a mes el tiempo perdido en este pasado 2020.

¿Qué es lo que más te divierte en el servicio?

Lo más divertido, sin duda, es el momento cuando un comensal apasionado por el vino te pide maridaje. Sabes que es el momento de descorchar preciosas y hacer disfrutar al cliente a la vez que tu disfrutas de tu trabajo. ¡Todos ganamos!

Dame 3 razones para venir a disfrutar de vuestra gastronomía.

1ª Dada la situación actual, todos necesitamos desconectar de la realidad aunque sea por unas horas (sin dejar de ser socialmente responsables).

2ª Es un buen momento para regalar a nuestros sentidos una experiencia única, donde disfrutarás del mejor producto y técnica, además de un amplio abanico de vinos y cocteles elegidos con mucho cariño y pasión.

3ª Sentirse mimado y bien atendido es otra gran razón para venir a visitarnos. Todos necesitamos un poco de cariño.

Ah, y así al menos echarás un ‘’KiKi’’ al mes…

¿Qué se cocina ahora? El plato estrella es… y el que no debería salir del restaurante sin probarlo es….

La cocina evoluciona cada día a una velocidad de vértigo, descubriéndose nuevas técnicas culinarias y elaboraciones que tiempo atrás hubieran sido impensable. Por suerte, las buenas cosas no cambian y no hay nada que funcione mejor que un buen producto bien tratado, unos cortes de sashimi de toro, o unas buenas ostras con una copa de espumoso canario…

No se puede abandonar el restaurante sin probar el ‘’Kani’’, se trata de una pata de cangrejo real en robata con mayonesa de miel trufada. ¡Para chuparse los dedos!

¿Con qué sueñas? ¿Dónde te ves dentro de unos años?

Hoy en día soñamos con terminar con esta época pandémica. Que podamos salir adelante y tener un futuro próspero, en el cual nos permitan seguir haciendo lo que nos apasiona durante mucho tiempo.

Esperamos seguir en este proyecto durante muchos años.

Para despedirse cuéntame algo inconfesable que te haya pasado en el restaurante…

Si te lo confesara no sería inconfesable… una noche de vinos te lo cuento. ;)
 
 
Efraín Rebole Marin “Pasión por los vinos canarios”
Efraín Rebole Marin “Pasión por los vinos canarios”

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario